posts training log
5/18/2022

Relato de un corredor de cerro que bajó a la calle por un 21k y se quedó por año (¿?)

El siguiente relato nace como una petición por parte del equipo de RE, para contar mi historia/punto de vista de lo que fue TSP y la MDS. Antes de eso quiero agradecer a los amigos, familia y todos quienes participaron de este capitulo dentro de mi historia como runner”, ya que de una u otra manera han sido parte fundamental para poder lograr todo esto.

En particular no me gusta referirme a mi como runner, ya que no me considero uno como tal, personalmente esa atribución se la doy a quienes se dedican especialmente a correr en calle, cosa que yo no hago (¿?), o al menos no hasta hace un año atrás aprox que junto a los Maff, comenzaron a salir uno que otro desafío en calle.; comenzando con un 21k en un circuito de 2k en abril del 2021 y luego el primer TSP, donde de tanto darle a la calle -en tan poco tiempo- me significo terminar con un edema óseo, a solo 10 días de TSP.

Ese edema que me dejó cojo por 2 meses y sin correr por 14 semanas, dejando al equipo con un corredor menos.

Dicen que más es menos y viceversa, en este caso me resté como corredor, pero sume como apoyo, lo que implicó estar a disposición del equipo para lo que fuera necesario, en este caso manejar durante 32 hras sin dormir. Finalmente, de alguna forma me hacía parte de esto, pero no era realmente lo que quería y aunque no lo dijera, me dolía no ser parte del equipo que estaba corriendo. Las malas lenguas dicen que traté de correr y que lo único que logré fue ganar dolor por lo que quedaba de TSP y quitarle km´s al equipo, pq esos km´s quedaron mal registrados en la app.

Después de esta lesión, mi primera lesión aprendí un par de cosas, o mejor dicho comprobé la teoría, la primera de todas es que la calle es tan dura como el cerro según como la enfrentas, la segunda es que la preparación física es fundamental para evitar lesiones y para poder mejorar el rendimiento y la tercera es que ya no tengo 18 años y que cada vez los porrazos duelen más, y hay que cuidarse para evitar las lesiones y recuperar de mejor forma.

Dada esta innecesaria introducción, en donde quise hacer notar que luego de esta lesión algo aprendí y soy un poco más maduro, aunque a ratos no se nota y la experiencia de los años corriendo no se hace presente cuando la cabeza de veinteañero dice que se puede carretear hasta las 7 am y salir al correr a las 7:30, si no creen le pueden preguntar al vecino del 501 que le tocaba aguantar las farras y después verme en el cerro (Don Giuseppe nuevamente le pido disculpa por las horas de sueño que le quité).

TSP… de Santa Monica a Las Vegas… 6 amigos … 2 semanas… uff.. difícil no explayarse.

No sé en que momento esto tomó peso y resultó, realmente creo que aún teniendo el pasaje no lo veía del todo posible, incluso la semana del viaje no lo veía del factible, ya que el P*to COVID nos hacía dudar con cada novedad, realmente solo cuando estábamos corriendo por Santa Monica para soltar las piernas luego de una largo y obvio que accidentado viaje que incluyó cambio de vuelo y un falso aterrizaje, en el que el avión le dio un piquito (¿?) a la pista aterrizaje y despegó nuevamente.

Personalmente TSP se me presentaba muchas dudas, ya que solo alcancé a correr 10 semanas, ya que si no bastó con el edema óseo de septiembre del 21, la última semana del año cuando volvía a los entrenamientos tuve un accidente en bicicleta, donde me fracturé la cúpula radial el codo”, por un auto que se cambio de pista sin verme y terminé en el suelo.

Dado todo esto, el camino a TSP tenia más dudas que certezas, lo que si bien me complicaba del todo, me obligo a buscar otras alternativas para poder llegar en las mejores condiciones posibles o lo mejor para poder aguantar. Dicho esto, busque todas las formas de cuidarme para mejorar mi estado físico en lo poco que quedaba. Lo primero que decidí fue limitar el carrete y los bebestibles, lo que no fue tan complejo, ya que tanta jarana, últimamente me tenía un poco chato. Lo siguiente fue cambiar la alimentación, durante muchos años mi alimentación fue la misma, durante el día algo de carbohidratos y en la noche una fuente grande de ensaladas, lo más variada posible, pero desde le 2019 que había dejado las ensaladas prácticamente en un 100%, era hora de volver a eso y bajarle a los carbohidratos, ya que estaban pasando la cuenta y me estaba acercando a los 80 kg, lejos de los 68kg que pesaba el 2017, año en el que más competí. El tercer gran cambio que hice fue incluir la preparación física, esto es algo que realmente nunca había hecho de forma seria, máximo una vez a la semana, pero dado que venía saliendo del edema no me podía lanzar a la calle y de alguna forma tenia que recuperar la fuerza y preparar el cuerpo para lo que sería TSP, ya que serían muchas horas corriendo y el cuerpo iba a necesitar de una buena preparación. La solución para esto fue inscribirme en un gimnasio y pagar de una los 3 meses con 3 clases a la semana, idealmente algo que doliera al bolcillo para obligarme a no desperdiciarlo, finalmente fui a 39 de las 42 clases. La cuarta medida que tomé fue no cometer el mismo error que para el TSP anterior y comprarme 2 pares de zapatillas, al costo que fuera, ya que no existía la posibilidad de lesionarme por eso nuevamente. En cuanto a los entrenamientos privilegie una baja cantidad de horas corriendo, pero en mejor calidad, con precaución y buscando no dañar el cuerpo. Todos los entrenamientos los acompañé de un masaje post correr, en el cual, con pelota de golf, una botella con hielo y un foam me torturaba por no más de 10 minutos, pero sin saltarme un solo día, incluso algunos días hacia 2 o 3 sesiones. El entrenamiento cruzado también formó parte de mi entrenamiento, en este caso mezclé con bicicleta y escala además de la preparación física. El último punto y el cual creo que fue uno de los más importantes y que en general a todos nos cuesta más, fue la cantidad de horas que dormí. Diría que en general dormí 8:30 a 9 horas diarias durante la semana y los fines de semana hasta 11 horas de una sola vez, parte de las ventajas de solo tener que trabajar 9 horas diarias y entrenar, agradecido de haber terminado los estudios.

Aún habiendo hecho todo esto seguía teniendo dudas de cómo sería mi desempeño, pero me podía quedar tranquilo que realmente estaba haciendo casi todo lo que tenia al alcance para poder estar en el mejor estado posible para enfrentar TSP.

Finalmente, el resultado de TSP me dejo muy contento, en total hice 87,8km a 3:56 por km, lo que considero más que decente. En cuanto a TSP en particular están los relatos de Pepe y Max, asique omitiré repetir lo mismo, ya que a pesar de que si bien cada uno lo vivió de una forma distinta no creo que valga la pena. Lo que si me referiré a un par de anécdotas que creo valen la pena leer en primera persona.

El paso por Adelanto, un caserío en la mitad de la nada en donde según la guía había que tener cuidado con los perros, dicho esto y sabiendo que algunos de los amigos no eran tan cercanos a los canes, me ofrecí de voluntario para recorrer esta parte, total que tan real podía ser eso. Creo que no fueron mas de 1600 mts los que duró esa pasada, pero CTM que me asuste, creo que fácil fueron 20 casas con pitbulls que claramente no solo se comían su comida sino que algo más les pinchaban, eran realmente de preocuparse, ya que las rejas no se veían muy firmes y a pesar de que la mayoría también estaban encadenados, verme correr supongo que fue un estimulo bastante interesante, lo que a la vez fue un estimulo para mi por querer salir rápido de esta parte, ese tramo lo hice con la camper al lado y literalmente en algún momento le grite a Vicho nuestro piloto, que tuviera la ventana abajo, en mi mente estaba planeando como sería ese salto para entrar por la venta, en caso de que uno de estos caniches se soltara y me viera como el almuerzo jajaja, los amigos al leer esto se van a enterar que realmente estaba cagado de susto y que si no se dieron cuenta quizás debería dedicarme a la actuación.

La segunda anécdota que se me viene a la mente al pensar en TSP es cuando a eso de la 1 de la mañana aproximadamente, luego de 20 horas de carrera llevaba un buen rato sin correr por cómo se había desarrollado los relevos, el resultado fue que figuraba dentro de la camper ansioso por correr, ya que veía que cada vez quedaba menos y yo me sentía fresco y no quería quedarme con ganas de correr, consiguiendo un par de amigos medios molesto ya que insistía en que me dejaran correr, lo que finalmente termino en que me tocara el segmento más largo, aunque Giuseppe no lo quiera aceptar, lo que me lleva a la tercera anécdota

Este creo que fue el momento más extasiado (¿?) de la jornada, en el tramo que mencione anteriormente, el cual era por un costado de la carretera, unos 100 mts al interior, en un sendero 4X4 que principalmente era pura arena, con algo de piedras y una que otra loma tuve dos encuentros con las famosas Cobras” (Cascabel, que en el momento que lo cuento sufrieron un cambio de raza (?) por shock supongo), dicen que ya estaba alucinando y que nunca fue, pero me rehúso a cambiar la historia de lo que vi. Incluso una de ellas intentando atacarme, pero como la había visto de lejos le pude hacer el quite y llegar a la camper para contar la historia que algunos dicen que solo ocurrió en mi mente.

La última anécdota que me va quedando por contar de TSP corresponde al segmento siguiente al de las cobras, en el cual el frontal me fallo, pero por suerte andaba con el teléfono y con batería, lo que termino en que figuraba corriendo a las 2 de la mañana, por la mitad de la nada con el teléfono metido en el short afirmado de cordel que tiene para ajustar este, alumbrándome para hacerle el quite a las cobras para no ser mordido por ellas y poder llegar a la camper nuevamente con vida.

////////

Cerrado el capitulo de TSP me queda hacer el nexo con la MDS, lo que me lleva al desayuno más caro y Fancy que se podría encontrar en Las Vegas, con una tropa de wns destruidos extasiados por lo conseguido en las 48 horas anteriores, pero claramente salió el tema que era de esperar. ¿Y ahora que viene? Ante lo que salió un tema que llevaba un rato dando vueltas luego de que viéramos la maratón de LA. Que pasaría si corremos un maratón, unos más expertos que otros hacían sus apuestas más o menos conservadoras, en lo que sale el más pendejo de la mesa y dice” Teóricamente yo puedo hacer 2:48”, básicamente todos los expertos procedieron a reírse de él, sin que lo escuchen mucho dio un par de resultados y dijo cuáles eran sus cálculos para el resultado, pero el tema quedo ahí, al menos por un rato.

/////////

Unos cuantos días después, 8 para ser más preciso, el corredor teórico ya estaba inscrito para la MDS a 34 días de que se corriera. Total, era cosa de estirar el chicle un rato más y listo. Acto seguido 3 más de los que estaban en esa mesa se inscribieron para la MDS.

Ahora había que lograr lo que se había dicho y para eso, nada se dejaría al azar, ya que por la boca muere el pez, pero no me iba a dejar pescar sin hacer la pelea. Dado que ya había pasado TSP y el resultado había sido más que bueno, podía estas 5 semanas aumentar el volumen de entrenamiento y arriesgar un poco, esto más seguir con las mismas condiciones pre TSP, eran la mejor opción ya que ya habían resultado anteriormente.

Un par de días antes de la MDS, literalmente 8 días antes fui a comprar las zapatillas que no dejaban de aparecerme en toda la publicidad que tenía mi teléfono las famosa AlphaFly de Nike, supuestamente actualmente la mejor zapatilla para calle, pero con 8 días no había tiempo para probar mucho, asique había que tener fe en que servirían y que el numero menos en la talla no molestaría mucho, ya que esta era la última que había en ese modelo que estaba con descuento lo suficientemente importante como para arriesgar un par de uñas y ampollas el día de la maratón con tal de acercarse a es 2:48 que me acechaba.

No recuerdo haber disfrutado tanto una carrera, realmente desde el inicio de la maratón hasta el kilómetro 34, no tuve un solo problema, quizás a ratos me tenia que acomodar la zapatilla, ya que la talla menos se sentía, pero nada tan terrible que me impidiera disfrutar. Salí con el reloj programado en 7 tramos, para dosificar, ya que me conozco y sé que es algo que no hago bien, pero tenia que lograrlo, sino el muro iba a pegar. Obviamente no seguí el plan ni un solo minuto. Hasta el kilómetro 38 siempre fui más rápido que mi ritmo más rápido programado y del 38 a la meta siempre fui más lento que mi ritmo más lento programado. En la ruta teníamos 6 puestos en los cuales nos abastecerían nuestras familias y amigos, cada vez que pasaba por uno de ellos ya pensaba en el próximo y en que talla les diría, realmente iba disfrutando, desde el kilómetro 34 empezó a sentirse el muro, en el 38 ya las ganas de vomitar y las piernas tiesas en cualquier momento pasaban la cuenta, pero por suerte ambas cosas no fueron impedimento para terminar. No solo terminé lo que en un momento se puso complejo y dude, sino que logre hacer 2:42:43, para los que conocen el mundo de la maratón saben lo difícil que es bajar las 3 horas, que por lo demás fue conseguido por todos los Maff que corrieron ese día, mis más grandes felicitaciones a ellos también por haber conseguido sus objetivos ese día y graduarse de maratonistas. Finalmente, la teoría quedó obsoleta.

Creo que TSP y la maratón tienen una que otra similitud, principalmente por el tema de ir a ritmos muy fuertes y buscar conseguir el mejor desempeño posible. Si bien nunca fue parte del plan hacer ambas cosas, (ni siquiera estaban en el plan realmente), estoy muy agradecido de ambas instancias y de los amigos que me llevaron a esto. Estoy terminando de escribir esto con ganas de competir que no tenía desde hace más de 3 años, al igual que TSP Y la MDS no tenía planificado esto, pero ya que llego lo aprovecharé y volveré a las carreras de cerro por un rato.


posts


Previous post
TSPLALV 2022. Llevo varios días escribiendo esto en mi cabeza. Y ahora que lo veo/leo escrito, no estoy seguro si realmente logra transmitir lo que viví, pero me